Facebook, nuevos tamaños de imágenes en la fanpage

Recientemente Facebook hizo un nuevo cambio, en este caso el layout de las páginas de empresa. En líneas generales, despejo la cabecera de las paginas, dando una mayor visibilidad a la portada. Retiro los botones de llamadas a la acción que antes compartían espacio con la imagen de portada. La imagen del perfil, la retiro hacia la izquierda arriba (antes estaba superpuesta en la imagen de portada), el menú de opciones de “inicio, información, servicios, fotos, me gusta, etc” lo ubico en la columna izquierda justo debajo de la imagen de perfil.

También ubico un pequeño resumen de estadísticas al inicio del muro de cada página, esto solo lo ven los administradores o editores de la páginas.

portada mktbiz

A raíz de estos cambios, que fueron automáticos muchas páginas tuvieron que reajustar sus imágenes de portada. Aquí van los nuevos tamaños de imágenes a tener en cuenta. También es importante considerar como se verá nuestra fanpage en los smartphones, ya que el área se reduce a un sector del medio de la imagen de portada.

nueva portada facebook

  • La imagen de cabecera pasa ahora a 828 x 315 píxeles.
  • La zona de publicación pasa a 563 x 315 píxeles.
  • La foto de perfil se mostrará a una resolución de 160 x 160 píxeles, pero debe ser de al menos 180 x 180 píxeles para poder subirla (las mismas dimensiones que en la versión anterior).

En cuanto a los anuncios existen diferentes tipos de anuncios y según los objetivos del anuncio, se recomiendan tamaños diferentes.

Los tamaños de imagen recomendados son: tabla fb.png

Por último para comprobar tamaño y píxeles de tus imágenes realiza lo siguiente:

  1. Accede al escritorio o a dónde tengas guardada la imagen.
  2. Mueve el mouse por encima del icono de la imagen:
    • Si usas una PC, haz clic con el botón derecho.
    • Si usas Mac, presiona Ctrl y haz clic.
  3. Elige Propiedades u Obtener información.
  4. Haz clic en las pestañas General o Más información.
  5. Desplázate hacia abajo hasta la sección:
    • Imagen para ver las dimensiones de la imagen en píxeles
    • Archivo para ver el tamaño del archivo

Espero que este artículo les sea de utilidad.

Saludos,

EVB

Las redes sociales no sirven para vender

Hola, aunque para muchos parezca un título antipático, esto es la conclusión a la que arribó un reciente estudio de investigación del Daniel College of Business de la Universidad de Denver. Luego de un año concluyeron que las redes sociales ayudaron en la relación entre las marcas y sus seguidores, aunque dicha relación no resultó en un incremento de ingresos.

La exposición de las marcas en las redes sociales si tiene un impacto positivo en los consumidores, por su presencia de marca, por la posibilidad de comunicarse en forma rápida y con alta tasa de respuesta. Aunque este impacto positivo no se refleje en forma directa en mayores ventas.

Aunque no sea directa la relación, participación en redes sociales-mayores ventas, hay varios beneficios para las empresas que están presentes:

  1. generar conocimiento de marca
  2. dar soporte a clientes actuales y potenciales
  3. comunicar
  4. generar confianza y credibilidad
  5. obtener feedback de los clientes
  6. crear una fuente de clientes potenciales

Es el lugar indicado para crear relaciones usuarios-marcas que vayan escalando en la lealtad de los consumidores. ¿Cómo se logra esto? Generando contenido de valor para el cliente, dando buen servicio de atención al cliente por este medio y dando información útil sobre productos y servicios.

Saludos,

EVB

Social-Media-Keyboard1

Las PyMEs y las Redes Sociales

Las PyMEs en general gastan poco dinero en Marketing. Este fenómeno es mundial, no pasa solo en nuestro país. Todavía hay empresas que no han comprendido el cambio en el nuevo escenario digital y la importancia de estar presentes.

Según un estudio reciente, el 2016 State of Small Business Report,  efectuado sobre 1.100 empresas de Estados Unidos, todavía no hay un uso generalizado en redes sociales y en marketing de parte de las pymes.

Si vemos los recursos que destinan a marketing, un 25% invierte entre el 1 y el 3% de sus ingresos en esta área, un 29% invierte entre el 4 y el 6%, y un 24% entre el 7 y el 10%, y casi un 10% no invierte nada.

Cuando se preguntó que herramientas de marketing son las que más utiliza, los resultados fueron los siguientes:

Imagen1pymes

Como primera herramienta esta el uso de bases de datos para el uso de e-mail marketing, sigue tener un website y luego tener presencia en redes sociales, no obstante si uno ve los números hay un 50% que utiliza cada uno de estos medios y el otro 50% aproximadamente no está aprovechando estas poderosas herramientas de marketing.

De los que tienen página web, sólo el 32% permiten comprar vía e-commerce.

54% de las pymes tercerizan el diseño y realización de su página web, y sólo

12% de las pymes tercerizan la gestión de marketing, publicidad y relaciones públicas.

Entre los usos que se hacen de las redes sociales, también se cae en el error de solo promover sus productos y servicios (45%) o comunicar promociones, ofertas y descuentos (38%), esto demuestra la falta de una estrategia integral de comunicación.

En realidad el potencial de cambio es enorme en este sector, y la situación local, a pesar de no haber relevamientos serios en la materia, seguramente es igual o peor. Lo importante es tomar conciencia del tema y comenzar a definir una estrategia que incluya tener presencia en el mundo online, mediante un website, redes sociales, e-commerce, como también explorar las herramientas de marketing tradicional que permitan mejorar los resultados.

Saludos,

Eduardo VB

 

 

 

Cada edad tiene su red social

Para atraer a la nueva generación de nativos digitales, Twitter y Facebook apuestan a cambiar sus modos de interacción.

Actualmente la pregunta sobre tecnología ya no se concentre en la expansión de dispositivos conectados a la web, sino en los criterios con los que las sociedades digitales establecen y regulan sus propios símbolos y sus propias costumbres.

Esto se ve reflejado en los últimos cambios que introdujo Twitter y Facebook, en el primer caso con los corazones como “favorito” y en el segundo con los botones extra de “me gusta” que permiten elegir entre más opciones.

Minutos después de que las estrellas que señalaban favoritos en una red de 320 millones de usuarios se hubieran transformado en corazones, Akarshan Kumar, uno de los gerentes de la empresa creada por Jack Dorsey en 2006, publicó en el blog corporativo de Twitter que “pueden gustarte muchas cosas, pero no todo puede ser tu favorito“. A esa revelación -que, como todo dogma, se comunicó bajo carácter indiscutible-, le siguió una conclusión semiótica en el clásico estilo “tiraposta” de Twitter: “el corazón, en contraste, es un símbolo universal que resuena a través de lenguajes, culturas y zonas horarias. El corazón es más expresivo, permite transmitir una gama de emociones y conectar fácilmente a las personas”.

Más allá de Twitter, la verdadera pregunta es si esta versión de Internet plagada de corazones y cada vez más dominada por “una positividad que lisonjea al alma en lugar de sacudirla mediante shocks”, como sostiene el filósofo coreano-alemán Byung-Chul Han, es algo deseado por las redes sociales o algo deseado por sus usuarios.

Sin dudas, todo veterano usuario de Twitter sabe que aquello que un “fav” solía “conectar fácilmente” señalaba relaciones de interés, de entusiasmo, de malicia y, a veces, incluso de amor, pero en un esquema de ambigüedades, usos y jerarquías que el “Me gusta”, tal como funciona en Facebook, Instagram y Periscope, no puede ni quiere representar.

“Saber manejar los códigos de cada una de las redes ya supone una distinción inevitable entre usuarios -opina Ingrid Sarchman, docente del Seminario de Informática y Sociedad de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA-. No es lo mismo una red donde el objetivo es mostrar la nueva mascota o contar que aprobamos un examen que opinar sobre política y exponerse al escarnio público virtual. Eso no quiere decir que un chico de 15 no se anime a discutir en Twitter, pero no forma parte especial de su horizonte de prácticas.”

Cautivas de esa misma hiperaceleración del tiempo (y los negocios), la creatividad y la rentabilidad de las redes sociales se dividen hoy en cómo diseñar mundos atractivos para los nativos digitales del siglo XXI. Para ellos, en un 82% YouTube representa un espacio de consulta, para el 37% Snapchat es el punto social y Tumblr. un anotador útil para el 24%. Los arcaicos cibernautas, que llegaron a Internet a finales del lejano siglo XX, en cambio, se concentran en rincones senior como LinkedIn y Google+, donde el promedio de edad es de entre 35 y 54 años.

grafico redes sociales

Y, aun así, lo que esa brecha parece estar poniendo en juego no es sólo la necesidad de nuevas estrategias de negocios en Silicon Valley, sino algo más humano y contemporáneo: los problemas que emergen cuando, incluso en las redes sociales, “la negación de la diferencia generacional acarrea una inevitable “desimbolización'”, es decir, la pérdida de los sentidos y las referencias habituales, como explica el ensayista y filósofo francés Dany-Robert Dufour. En palabras simples, en busca de ampliar el mercado hacia una audiencia más joven, se despoja a la audiencia de mayor edad de sus símbolos.

Mientras tanto, no es necesaria ninguna experiencia para intuir cuáles son las redes más divertidas, ni hace falta ser demasiado joven o demasiado viejo para imaginar cómo unas y otras se observan, en términos culturales, económicos y etarios, con ansiedades e imposibilidades parecidas.

“Más allá de la especificidad de los lenguajes o usos y costumbres que cada red propone, todas apuntan a construir una identidad lo suficientemente atractiva para aquellos que saben decodificar el mensaje”, indica Sarchman. Y esa cuestión es clave para entender cómo la gradual homogeneización de los signos afecta incluso las formas libidinales de lo digital. El inmediato rechazo de la llegada de los corazones a Twitter, por lo tanto, ¿no debería interpretarse como el terror a perder dominio sobre determinadas formas de seducción?

Para Sarchman, “cualquier interacción en las redes sociales funciona como promesa, pulsiona el deseo y genera estados de ansiedad similares a los que produce el enamoramiento o la fascinación. Y tal vez en esa tensión se sostenga la efectividad y la necesidad de inventar constantemente fórmulas novedosas. Al fin y al cabo, a la hora de seducir, vale más la promesa que su cumplimiento efectivo, y ésta es una verdad sabida y comprobada mucho antes que las redes sociales hicieran lo suyo”.

En tal caso, si los avances digitales propiciaron, como escribe el politólogo inglés David Runciman, “que nos replanteemos qué significa tener algo, compartir algo y tener una vida privada”, y si es por eso que la frontera entre política, tecnología, sociedad y mercado puede más que nunca parecer al borde de la desaparición, las coordenadas con las que hoy se dividen y compiten entre sí redes sociales habitadas por más de 2500 millones de usuarios sin duda ofrecen un mapa útil del presente. Y ése es un presente que, según los números más actualizados en la web, en 2015 no hizo más que expandirse, incluyendo a 3174 mil millones de personas conectadas a Internet que descargan 167.000 millones de aplicaciones móviles y producen más de 1.744.150 terabytes de información cargada de trabajo, ocio, fantasías y diversión por día.

Texto adaptado de la nota publicada en La Nación domingo 22 noviembre 2015

Saludos,

Eduardo VB

La cruzada contra los mosquitos, un negocio en pocas manos

La epidemia del dengue ya tiene sus ganadores en el mundo de los negocios. La venta de repelentes e insecticidas se disparó un 60% en comparación con el verano del año pasado y todo indica que la demanda seguirá creciendo de la mano de la cruzada contra los mosquitos, aunque en el sector aseguran que no hay riesgos de desabastecimiento o de faltante de productos.

“Las ventas de la categoría son muy estacionales y siempre crecen en verano, pero esta vez el efecto fue mucho mayor y hoy estamos un 61,8% arriba en volumen frente a enero del año pasado”, explicaron en Queruclor, uno de los dos grandes jugadores en el negocio de los insecticidas y repelentes.

Para la fabricación de los productos que combaten a los mosquitos se utilizan activos que no son fabricados en el país y que principalmente se importan desde Japón. “Nos supimos anticipar a este incremento de la demanda con la compra de materia prima desde Japón y no vamos a tener problemas de abastecimiento”, aseguraron en Queruclor.

En SC Johnson, la empresa líder del rubro, ratifican el buen momento de su negocio, aunque aclaran que la política corporativa de la compañía es no dar a conocer datos de ventas. Además aclaran que están preparados para enfrentar el incremento de la demanda.

      “Nos hemos planificado para un aumento de la demanda durante el verano y estamos monitoreando de manera constante la situación actual en el país. Estamos enfocando todos nuestros esfuerzos en aumentar la producción y garantizar el suministro continuo de productos”, afirmaron fuentes de la empresa.

En la multinacional destacaron, además, que se alcanzó un acuerdo con el Gobierno para implementar una rebaja del 25% en el precio del Off Naranja -el producto líder en la categoría repelentes-, que ahora se comercializará a un valor sugerido al público de $ 35, lo que implica una rebaja del 25 por ciento. SC Johnson además se comprometió a trabajar con las principales cadenas de supermercados para elaborar exhibidores especiales para presentar los repelentes en los puntos de venta. “Como expertos líderes en productos de control de insectos, tenemos la responsabilidad de ayudar a evitar el brote del dengue. Por eso decidimos actuar de manera urgente y tomar las medidas necesarias para ayudar a combatir el dengue”, dijo Patricio Greco, gerente general de SC Johnson Argentina.

En pocas manos

El negocio de los repelentes se lo reparten entre dos compañías. SC Johnson es la líder, con una participación de mercado que supera el 80 por ciento. La empresa es la dueña de las principales marcas del rubro, como Off (repelentes), Fuyi (tabletas y espirales) y Raid (aerosoles y tabletas).

Hasta hace poco, SC Johnson era la única empresa grande que participaba en este negocio y solamente enfrentaba la competencia de algunas compañías regionales y de las marcas propias de los supermercados.

Pero en 2013 se produjo el ingreso al mercado de los insecticidas de CucaTrap, de Queruclor, que hasta ese momento se dedicaba solamente a vender cebos para combatir a las cucarachas. Para competir con SC Johnson, Queruclor lanzó MosquiTrap (espirales, tabletas y aerosoles) y Trap (repelentes).

“Inauguramos una planta de aerosoles en Esteban Echeverría y en dos años captamos un 15% del negocio”, explicaron en Queruclor.

Entre todos estos productos, los insecticidas se llevan el mayor porcentaje de las ventas, a considerable distancia de los repelentes. A su vez, dentro de esta última categoría la presentación estrella es el producto aerosol, que concentra el 90% de la demanda total. Las ventas de las cremas y geles, por su parte, no alcanzan el 10 por ciento.

Fuente: diario La Nación, Economía, enero 2016